Los azúcares son parte de una dieta apropiada, tanto de niños como de adultos, ya que están presentes de forma natural en varios alimentos tales como frutas, verduras y productos lácteos, los cuales son fuente de energía y de otros nutrientes importantes. Los azúcares añadidos durante los procesos de preparación o producción de los alimentos también se pueden incluir como parte de una dieta adecuada, mientras se mantengan dentro de los límites recomendados por expertos.