Actualmente hay mucha confusión sobre los factores que influyen en un adecuado estado de salud y nutrición. Una alimentación adecuada así como buenos hábitos, incluyendo actividad física regular, son parte importante de una vida sana. Los azúcares, como parte de una dieta balanceada, son importantes para proporcionar energía al organismo, sin embargo, cuando se consumen en exceso se asocian con dietas de baja calidad que pueden causar problemas. Es por ello que es relevante mantener su consumo dentro de los límites recomendados, así como promover información apropiada para los consumidores.