Sí, pues tienen entre sus componentes principales a la leche, que es una fuente natural del azúcar lactosa, además de una adición pequeña y limitada de otros azúcares. La cantidad de azúcar añadido en ambos productos –polvo y líquido, está dentro de los límites recomendables para ser integrados como parte de una dieta saludable.