¿Qué puedes averiguar examinando el pañal de tu bebé?

Cada bebé es distinto, sin embargo hay síntomas comunes que podrían indicar si tu bebé tiene una posible infección intestinal o si está evacuando con normalidad.

Los bebés amamantados suelen tener evacuaciones acuosas comúnmente varias veces al día, sin embargo algunos podrían llegar a evacuar cada dos días, lo cual podría seguir siendo normal. Si es cada tres días, convendría echar un vistazo para asegurarse que todo está bien, incluso en pacientes que están tomando fórmula se podría evaluar el cambio a fórmula infantil con prebióticos, lo  cual ayudaría a tener evacuaciones menos molestas.

¿Qué colores son normales en las evacuaciones?

Las amarillas brillante son frecuentes porque los alimentos pasan rápidamente por el tubo digestivo de tu bebé. A medida que la materia fecal empieza a moverse más lentamente por el tubo digestivo, su color cambia a verde y pardo. Hasta aquí, todo es normal.

¿Con qué colores es necesaria una cita con el pediatra?

No es normal que los bebés tengan evacuaciones blancas, negras o rojas.

 Aunque tu bebé pudo presentar evacuaciones negro-verdosas al nacer -llamadas meconio-, no debería mantener evacuaciones negras más adelante, pues podrían indicar sangrado de tubo digestivo de la parte alta de su intestino.

Las heces rojas usualmente indican sangre fresca, por lo que es necesario echar un vistazo para ver qué está pasando. La dificultad para evacuar podría causar un desgarro en el ano del bebé, lo que explicaría la sangre. Sin embargo hay muchas causas de sangrado fresco del tubo digestivo.

Ejemplo, un sangrado en la materia fecal acompañado de moco en un bebe menor de 6 meses podría indicar que se trata de una alergia a la proteína de la leche de vaca. Si el bebé presenta evacuaciones de color blando puede tratarse de un problema relacionado con el hígado o las vías biliares.

Sea cual sea la causa, si las evacuaciones de tu bebé tienen alguno de estos tres colores, es importante que lo lleves con el pediatra para que haga el diagnóstico oportuno y decida el tratamiento correcto para cada caso.