A continuación te presentamos una lista con las preguntas que te podrían surgir sobre este tema.

¿Cuáles son los síntomas que mi bebé podría presentar si tiene una mala alimentación?

Entre los síntomas que podrías notar para saber que tu bebé tiene algún tipo de problema con su alimentación se encuentran:

  • Estreñimiento
  • Pérdida de peso
  • Irritabilidad
  • Insomnio
  • Llanto excesivo
  • Piel seca

¿Qué puedo hacer para que mi bebé esté menos molesto y tenga menos gases?

Si aún lo estás amamantando, probablemente la molestia o los gases que tiene tu bebé sean a causa de algún alimento que hayas comido; también es posible que sea intolerante a la lactosa. Intenta remediarlo con alguna de estas soluciones:

  • Si estás amamantándolo, no comas alimentos picantes o que causen gases, como la coliflor, el ajo, la cebolla, el brócoli y las bebidas con cafeína
  • Si le das fórmula, habla con tu pediatra sobre las fórmulas con proteínas parcialmente descompuestas y reducidas en lactosa, que pueden disminuir las molestias o los gases tu bebé

¿Cómo puedo evitar que mi bebé tenga reflujo después de cada comida?

Si tu bebé tiene un reflujo excesivo, pídele a tu pediatra que te recomiende una fórmula condensada para ayudar a reducirlo.

También puedes probar con alguno de estos consejos:

  • Haz que sus comidas sean lo más tranquilas posibles
  • Dale de comer cantidades más pequeñas
  • Evita las distracciones como las luces brillantes o los ruidos extraños durante la comida
  • Si tu bebé está llorando y está desesperado por el hambre que tiene, tranquilízalo antes de darle de comer para evitar que trague aire
  • Mantén a tu bebé en posición vertical mientras le das de comer
  • Cada vez que tome dos o tres onzas hazlo repetir
  • Evita que brinque y juegue mucho después de comer

¿Qué puedo hacer para que mi bebé no tenga cólicos?

Primero consulta a su pediatra; si lo que causa los síntomas es una alergia a la proteína de la leche de vaca, probablemente él pueda sugerirte una fórmula especial.

También tu pediatra puede descartar otros problemas que puedan llegar a confundirse con los cólicos de tu pequeño.

Además, puedes probar estos consejos:

  • Tranquiliza a tu bebé con movimientos rítmicos: camina con él, dale una vuelta en el auto o llévalo a pasear en su coche
  • Pon a tu bebé boca abajo sobre tus piernas o uno de tus brazos y mécelo suavemente
  • Pon un disco con música para bebés o prende la aspiradora para que haya un sonido constante que lo pueda tranquilizar
  • Trata de abrazarlo, dale un chupón o tápalo
  • Ten paciencia. La mayoría de los bebés supera el cólico aproximadamente a los tres meses

 

Consulta a tu médico.