Más información acerca del sentido del olfato establecido del bebé y cómo puede estar mostrando futuros rasgos de personalidad mientras está en el útero.

Semanas 27-30 de edad gestacional

Está aumentando su sentido del olfato. Puede reaccionar a sonidos como canciones que le cantes tú. Comenzará a desarrollar grasa corporal. Pesará entre 700 gramos y 2,2 kg y medirá entre 30 y 45 cm.

Hitos del séptimo mes de embarazo

 

Cerebro y desarrollo de la personalidad

Entre las semanas 27 y 30, el cerebro del bebé adoptará una forma "plegada" de cerebro maduro. Está produciendo los miles de millones de neuronas y sinapsis necesarias para establecer conexiones complejas y poder comenzar a formar recuerdos. También puede estar mostrando futuros rasgos de personalidad a través de su comportamiento en el útero, es decir, si está muy activo o principalmente tranquilo. A medida que se desarrolla el oído y la memoria, sentirás que reacciona a sonidos como canciones que tú le cantes. Contribuye al desarrollo de tu bebé con una alimentación adecuada que incluya una cantidad correcta de DHA, un ácido graso omega-3 que contribuye al normal desarrollo del cerebro y los ojos.

Más información acerca de cuánto DHA necesitas cuando estás embarazada.

 

Desarrollo sensorial

Las neuronas olfativas del bebé, o las células nerviosas relacionadas con el olfato, se desarrollaron con anterioridad, sin embargo, es en esta fase cuando pueden detectar olores. El olfato es otro medio por el que el bebé puede reconocer y entender el mundo que le rodea. Durante el tercer trimestre, su sentido del olfato mejorará considerablemente. Pronto, será capaz de reaccionar a olores fuertes, gesticulando o moviendo la cabeza. Después del nacimiento, le consolará el olor familiar de mamá. Su sentido del gusto también se agudiza en esta fase. Muchas de sus preferencias de sabores se verán influidas por los sabores que detecte en su dieta prenatal. Si optas por la lactancia, tu bebé reconocerá y le reconfortarán esos sabores en tu leche materna.

 

Grasa corporal

El bebé está comenzando a desarrollar capas de grasa corporal que regularán la temperatura de su cuerpo y le proporcionarán reservas de energía después del nacimiento.