Si te has dado cuenta que tu bebé no queda satisfecho cuando lo amamantas, acércate a tu médico y pregúntale por la mejor opción para que siga recibiendo los ácidos grasos necesarios que le ayuden a tener mayor atención en las actividades de su vida diaria y en la función cognitiva.

Han sido muchas las fórmulas estudiadas, de las cuales, la que contiene una cantidad de 0.32% de DHA garantiza beneficios adicionales en el desarrollo cognitivo de tu bebé durante el primer año de su vida.

No es necesario que alimentes a tu bebé con fórmulas suplementadas con concentraciones más altas de este ácido, debido a que estas preparaciones no han evidenciado un refuerzo considerable en cuanto a la atención o al desarrollo cognitivo.

Es importante que sepas que todas las fórmulas que se estudiaron y se aprobaron para las causas antes comentadas, a pesar de tener diferentes porcentajes de DHA, mantuvieron una dosis constante de ácido araquidónico (ARA), otra sustancia imprescindible para la formación y desarrollo neuronal.

Consulta a tu médico.