No dejes que la APLV frene a tu pequeño

No dejes que la APLV frene a tu pequeño

Compartir:

Todos los niños quieren sentirse incluidos en las fechas de juego y las celebraciones. Como padre de un niño con alergia a la leche de vaca, enviar a su pequeño al mundo para jugar, ir a la guardería, fiestas de cumpleaños y otros eventos puede ser especialmente desalentador. ¿Cómo puede preocuparse menos y dejar que su hijo se una a la diversión? Estos pasos pueden ayudar a su hijo con alergia a la leche de vaca a seguir disfrutando de las mejores partes de ser un niño.
La práctica hace la perfección
Enseñar a su hijo cómo estar seguro con los productos lácteos puede comenzar en su propia cocina, donde se sienten cómodos y usted tiene el control. Pregúntele al equipo de atención médica de su hijo si está bien tener productos lácteos en el hogar para que pueda comenzar a enseñarles lecciones valiosas sobre el manejo de la alergia a la leche de vaca. Practicar en casa puede prepararlos para cuando visiten a otros y hacer que la experiencia se sienta más normal. Lo que cubra dependerá de la edad de su hijo. Algunas posibilidades incluyen buscar en las etiquetas de los alimentos la proteína de la leche de vaca. Mantenga un enfoque positivo. Hable sobre todas las cosas buenas que rodean un próximo evento en lugar de insistir en sus preocupaciones sobre la alergia a la leche de vaca de su hijo. Al cambiar el enfoque de solo comida para incluir diversión, puede ayudar a su hijo a ver cómo el disfrute superará cualquier momento incómodo con la comida. Al mismo tiempo , no satanice las golosinas especiales: hay muchas opciones y recetas sin leche esperando a ser encontradas.
Enviar refrigerios aptos para personas alérgicas
Una forma de asegurarse de que su hijo tenga algo para comer sin leche es empacar alimentos para llevar. Algunas ideas para niños mayores incluyen frutas picadas, palitos de vegetales y hummus, palomitas de maíz naturales (sin mantequilla, idealmente caseras), galletas saladas sin leche de vaca, sándwiches hechos sin productos lácteos y pasteles de arroz. Si su hijo va a asistir a un evento especial en el que sabe que se servirá pastel, ¿por qué no ofrecerle un pastelito hecho con un sustituto de la leche para que lo disfrute a la hora del pastel? Si hace suficientes para compartir, guarde la porción de su hijo en un recipiente separado para evitar el contacto cruzado con otras manos pequeñas que entran y salen.
Tener una charla con el maestro o padre a cargo
Querrás dar una lección rápida sobre la alergia a la leche de vaca a cualquiera que los cuide. Debe asegurarse de que comprendan la importancia de seguir la rutina que ha establecido. Obtenga consejos sobre cómo explicar la alergia a la leche de vaca a otras personas.
Es muy importante entrar en contacto con el colegio para asegurar que las actividades escolares así como las aulas promuevan un espacio seguro para niños con alergias alimentarias como APLV. Por ejemplo, asegurar que pudieran implementarse reglas como: prohibir que los niños compartan alimentos, exigir que se laven las manos antes de comer y  educar a otros padres sobre la alergia a la leche de vaca.
Además, tenga en cuenta que ciertos materiales y actividades de arte pueden exponer a los niños a la leche. Algunos posibles infractores son algunos tipos de pinturas para dedos, cremas de afeitar y tiza sin polvo. Revise las etiquetas (si están disponibles), verifique los ingredientes comunicándose con el fabricante o busque recetas para hacer sus propios suministros sin leche.
Haz muchas preguntas
Asegúrese de hacer muchas preguntas, de manera amistosa, sobre lo que hará su hijo durante una cita para jugar o un día escolar. Cuanto más comprenda lo que encontrará su pequeño, mejor preparado podrá estar y más fácil le resultará enviarlo a explorar todo lo que la infancia tiene para ofrecer.
   

¿Este artículo te fue útil?

 

Compartir:

Productos y artículos relacionados

Únete al Club Enfabebé

Únete al Club Enfabebé

Únete a Club Enfabebé